El confinamiento al que estamos todos sometidos por el coronavirus ha hecho que mucha gente empiece a trabajar en casa, con los cambios de rutina que esto representa. Tanto si has cambiado de lugar por motivo de la pandemia como si has decidido empezar un nuevo camino laboral, seguro que te enfrentas al reto de crear un espacio para trabajar en casa. Te damos unos consejos básicos para que te sientas a gusto y puedas optimizar tu jornada al máximo.

trabajo en  casa

Un espacio solo para ti

Lo primero que debes tener claro es que trabajar en casa puede resultarte muy complicado a la hora de concentrarte. Cualquier cosa te puede ser una distracción, si no estás acostumbrado. Por lo tanto, es muy importante que encuentres tu propio lugar dentro de la casa para crearte tu espacio personal. No hace falta que sea una habitación, puede ser solo un rincón de cualquier estancia. Eso sí, procura que sea de poco tránsito si vives con mucha gente.

Por supuesto, tendrás que darle un toque íntimo para sentirte realmente bien en un lugar en el que vas a pasar muchas horas.

Los muebles

Cuando hablamos de trabajar en casa, siempre pensamos en un ordenador y en un escritorio. No tiene por qué ser solamente así. También puedes realizar actividades manuales. En cualquier caso, es indispensable que busques el mobiliario adecuado para sentirte cómodo y poder cubrir todas tus necesidades. Recuerda que sentirte incómodo solamente hará que no rindas de manera adecuada.

Un consejo fundamental: comprueba que realmente tu silla es ergonómica y que te permite poner tu espalda en la posición adecuada. Además, escoge tu mesa según el tamaño necesario para hacer tu actividad

espacio de trabajo

La iluminación

Es otro de los elementos clave para cualquier espacio, más aún si es el lugar donde vas a trabajar durante mucho tiempo al día. Aprovecha la luz natural que entra en la habitación, pero asegúrate también de tener lámparas que te den la luz adecuada. Si, además, escoges un modelo artesanal y personalizado, conseguirás hacer el espacio más acogedor.

Colores

Finalmente, elige los colores que van a dominar en tu despacho o lugar de trabajo en casa. Aunque tus gustos deben ser los protagonistas de la decisión, ten en cuenta que los tonos neutros son más relajantes y dan sensación de amplitud.

Y tú, ¿cómo creas tu espacio para trabajar en casa? ¿Qué te parecen estas ideas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *