Elegir los colores es uno de los grandes problemas a la hora de decorar una casa. Los colores tienen el poder de cambiar el tamaño visual de los muebles y de la habitación.El truco está en elegir los colores que te gustan y mezclarlos en una combinación placentera.
Elige primero los muebles y después el color con el que vas a pintar, ya que muebles y telas vienen en menor gama de colores que la pintura. Así no te equivocarás con el color de las paredes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *