Blanco, negro y gris, combinando estos tres colores siempre acertarás. Yo apuesto por un fondo siempre en blanco, que crea sensación de amplitud y luminosidad en cualquier ambiente. En este caso he escogido dos poufs de tela de algodón reciclada, uno gris y el otro negro. Lo complementamos con una lámpara esfera de hilo de algodón, también negra. Todo ello sobre un palet pintado en blanco. Y con estos simples complementos hemos creado un nuevo espacio, funcional y decorativo, y ahora … a disfrutarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *